RELIGIÓN ROMANA Y SU INFLUENCIA EN LA BÉTICA

 

El pueblo romano era un pueblo muy creyente en su religión. Estos invocaban y daban culto a muchas divinidades, llevadas a cabo con oraciones, ofrendas y sacrificios. La religión romana se caracterizaba por ser politeísta (muchos dioses), comunitaria (culto publico y familiar), polidemonista (adoración a seres invocados por sus nombres y funciones), y ritualista. La religión romana es la religión entre ciudadanos y dioses, en los que los ciudadanos buscaban el favor divino y mantienen la paz con los dioses. Al comienzo de la religión romana estaba vinculada a la idea de Numen, la cual era una divinidad que no tenía representación humana. Entre las divinidades más importantes destacan tres: Marte, Júpiter y Quirino, los cuales formaron la primera tríada.
Esta religión tuvo influencia de otros pueblos como la etrusca a la cual le debe el antropomorfismo y debido a la conquista de la Magna Grecia los romanos se asemejaron con los griegos.

Los dioses romanos eran:

   Romanos
Júpiter

Juno 

Minerva 

Apolo 

Diana  
Mercurio
 

   Dios del..

Poder supremo

Matrimonio

Inteligencia

Sol, Artes

Caza, Luna

Comercio 

 

  Romanos

Vulcano

Vesta

Marte

Venus

Ceres

Neptuno

Baco

  Dios del..

Fuego

Hogar

Guerra

Amor, Belleza

Tierra

Mar

Vino, Teatro

Entre los dioses orientales destacan:
1) Cibeles:En un principio se la adoraba bajo la forma de una piedra negra. En sus ritos, sus sacerdotes llamados galos, llegaban a automutilarse presos de un furor religioso.
2) Isis y Osiris: son de origen egipcio, es un culto de muerte y resurrección. Osiris es el dios de la fertilidad, e Isis el dios de los muertos.
3) Mitra: en las representaciones aparece como un joven dando muerte a un toro, de cuya sangre derramada surge toda vida vegetal y animal.
 

Los cultos prometían la resurrección y una vida de eterna felicidad. Existen dos tipos de culto: uno privado y otro domestico.

* Culto Privado: cada familia llevaba a cabo su sacra. Dentro de este las numinas a destacar son:
I. Lares: protectores de la casa y su culto se llevaba a cabo en el lararium.
II. Penates: protectores de la despensa y de la penuria.
III. Manes: almas de los antepasados.
IV. Lemures: espíritus malévolos.
V. Vesta: protectora del fuego del hogar.
VI. Genius: Dios del Pater familias.


* Culto Domestico: aquí se rinde culto a tres clases de dioses: los Lares, los Penates y los Manes (forman la parte importante de los ritos religiosos)

 

Festividades religiosas:
Las más destacadas son: las Saturnales, las Lupercales, las Equiria y los juegos Seculares.
* Los Saturnales: se celebraban en el periodo en el que comienza el solsticio de invierno.
* Los Lupercales: se honraba a Luperco y se celebraba el 15 de Febrero.
* La Esquiria: festival en honor de Marte, se celebra el 27 de Febrero y el 14 de Marzo.
* Los Juegos Seculares: incluían espectáculos atléticos y sacrificios, se realizaban solo una vez en cada saeculum.

 

Templos Romanos:
Los templos más importantes de Roma son los de Isis y Serapis en el campo de Marte, el de Júpiter capitolino y el panteón. El panteón se convirtió en iglesia cristiana en el 607, es ahora un monumento nacional italiano.


Los funerales:
En los funerales se colocaba a la agonizante en tierra y uno de sus familiares allegados. En los funerales al difunto después de un lavado ungido y de ser vestido con sus trajes de gala el cadáver se coloca en el atrium. Y posteriormente el cadáver es quemado sobre una pira, y las cenizas se colocan en una urna y se depositan en un sepulcrum.

 

La decadencia de la religión romana:
La traslación de las cualidades antropomórficas de los dioses griegos en la religión romana y el predominio de la filosofía griega entre los romanos cultos, produjo su interés cada vez mayor por los ritos, hasta tal punto que los oficios sacerdotales antiguos desaparecieron. Hubo una completa reforma y restauración del sistema antiguo llevada a cabo por el emperador Augusto, que fue miembro de todas las ordenes sacerdotales. La decadencia política, social y económica que existió en el imperio estuvo acompañada por el relajamiento moral y la desintegración religiosa.
En la mala situación que se encontraba la religión romana el cristianismo se estaba expandiendo, ganando adeptos y se convirtió en la religión oficial de Roma bajo el poder de Constantino "el grande". Mas tarde en el 380 el emperador Teodosio el grande convirtió el cristianismo en la religión oficial del imperio.

 

Influencia en la Bética:
La dominación romana no supuso la ruptura de la tradición espiritual anterior sino que hubo una asimilación entre los dioses antiguos de la Bética y los propios de Roma, por el parentesco de ambas culturas ya que al fin y al cabo las dos son del mismo tronco mediterraneo. La religión se romanizó al ritmo de las demás facetas de la civilización. Salvo raras excepciones no se documentan en el Levante y en la Bética los nombres de dioses indígenas que profusamente aparecen en los epígrafes de las tierras del interior.
La romanización se dio en la Bética con el culto a los siguientes dioses: Júpiter, Baco, Venus, Juno, Apolo, Diana, Mercurio, Esculapio, etc. Dentro de la relgión oficial romana conviene destacar, por su importancia politica, el culto a Roma y al emperador. Un capitulo fundamental de la religión romana es el relativo a los cultos orientales, la clave de su éxito estaba en que ofrecian a los devotos ventajas espirituales ausentes en la religión grecorromana; misticismo, salvación en el más allá, ritos misteriosos. En la corriente de todas estas religiones extranjeras, llegó a la Bética el cristianismo.
El primer dato seguro de la presencia del cristianismo en la Bética lo constituye el martirio de las Santas Justa y Rufina en Sevilla. La gran difusión del cristianismo que las actas del Concilio acreditan, se confirma además por la aparición de numerosos rastros arqueológicos paleocristianos: sarcófagos, mesas de altar, inscripciones funerarias, etc. Son escasos, sin embargo los restos de iglesias paleocristianas.
Con el triunfo del cristianismo se pone en pie uno de los pilares básicos del mundo medieval, época que se anuncia con la aurora de los tiempos visigóticos, ocaso de la Antigüedad que acaba.

(Departamento de Latín del I.E.S. "Fuente de la Peña" en Jaén)

 

Trabajo realizado por:

 Noelia Troya Ramiro

Francisco José Garrido Castro

Eva María García Sánchez

(Curso 2003/04)